03 enero 2010

En la penumbra



Todo esta oscuro, todo esta en calma, demasiada calma, nada rompe su hegemonía, la mayoría duermen, descansan para recuperar las fuerzas para el siguiente día, hace frió y mi cuerpo reclama su momento de descanso, me recuesto en mi lecho, a mi izquierda mi amada descansa, observo su cara, su expresión y dejo que nuestras almas se encuentren y se unan formando una sola, se susurran, se acarician, se fusionan hasta saciar su cruel castigo, separados durante el día, unidos durante la noche.
Solo con la penumbra, es cuando todo vuelve a tener sentido, es entonces cuando mi alma agazapada y reprimida durante un duro día tiene la libertad de escapar y encontrar aquello que le permite seguir hacia adelante, su bella amada, pura, sin maldad, juntos profieren el amor que, cual mejunje para el enfermo, sana las heridas producidas durante el fragor de la batalla.
Después junto a unas bellas melodías toca reflexionar, toca hacer balance para que mañana cuando mi alma vuelva a su castigo, a su batalla, mientras cuenta los segundos, mientras cuenta las respiraciones que faltan para volver junto a su amada sepa que dirección tomar.
Corren tiempos dificiles, oscuros, vivimos cegados, damos la espalda a aquellos que nos necesitan por unos cuantos trozos de papel, miramos un espejo y solo esperamos vernos a nosotros mismos, quizás algún día nos quedemos quietos mirando nuestra mirada, una mirada triste llena de pecados que nos marcan cual acero sobre la carne, quizás no nos damos cuenta que el espejo primero fue un cristal que nos permitia ver lo que había detrás, pero que con una capa de plata, solo nos permite vernos a nosotros, quizás algun dia todo cambie y quizás algún día podamos dejar que sean nuestras almas las que nos dicten nuestras acciones, acciones que nos permitan sentir amor, amor por nosotros y por los que nos rodean.
Un saludo, Mac.

3 comentarios:

una enamorada mas dijo...

Precioso mac, precioso...........

Tu fiel seguidora dijo...

el alma..... hay gente q no sabe ni donde la tiene, y si realmente la tiene . Preciosa tu entrada , poca gente sabe apreciar momentos tan bonitos, tan íntimos ,es tan fácil caer en la rutina del trabajo del estrés q nos suele acompañar q meditar en esos momentos contigo mismo para saber quien eres y donde estas son imprescindibles para no perderte en este mundo.Y lo mejor de todo compartirlo con alguien a quien amas de verdad.....

Mac dijo...

Hola muy buenas, gracias por vuestros comentarios, la verdad es que necesitamos detenernos para reflexionar, todo gira a una velocidad que nos impide ver lo que sucede al lado de nuestra vida y en ocasiones son sucesos que realmente merece la pena vivirlos, un saludo.