24 enero 2010

Altruismo

Aunque las historias de altruismo escasean no quiere decir que no están o que no resulten satisfactorias, hoy os dejare un a historia que nos muestra todo lo contrario, disfrutarla.

El hotel Waldorf Astoria de Nueva York

El actual Hotel Waldorf Astoria de Nueva York es un referente de la ciudad, Inaugurado en 1931, obra de los arquitectos Schultze y Weaver, en estilo Art Decó, ha hospedado a dignatarios de todo el mundo, aristócratas y celebridades de Hollywood.
Pero el primitivo Hotel se inauguró en 1893, y sobre él ,existe una bonita historia:

Una noche oscura y tormentosa hace muchos años, un hombre mayor y su esposa, entraron a la recepción de un pequeño hotel en Filadelfia. Intentando conseguir resguardo de la copiosa lluvia la pareja se aproxima al mostrador y pregunta: “¿Puede darnos una habitación?”. El empleado, un hombre atento con una cálida sonrisa les dijo: “Hay tres convenciones simultáneas en Filadelfia… Todas las habitaciones de nuestro hotel y de los otros están tomadas.

El matrimonio se angustió pues era difícil que a esa hora y con ese tiempo horroroso fuesen a conseguir dónde pasar la noche. Pero el empleado les dijo: “Miren…, no puedo enviarlos afuera con esta lluvia. Si ustedes aceptan la incomodidad, puedo ofrecerles mi propia habitación. Yo me arreglaré en un sillón de la oficina.

El matrimonio lo rechazó, pero el empleado insistió de buena gana y finalmente terminaron ocupando su habitación.

A la mañana siguiente, al pagar la factura el hombre pidió hablar con él y le dijo: “Usted es el tipo de Gerente que yo tendría en mi propio hotel. Quizás algún día construya un hotel para devolverle el favor que nos ha hecho”. El conserje tomó la frase como un cumplido y se despidieron amistosamente.

Al cabo de dos años, el empleado recibe una carta de aquel hombre, donde le recordaba la anécdota y le enviaba un pasaje ida y vuelta a New York con la petición expresa que los visitase. Con cierta curiosidad el empleado no desaprovechó esta oportunidad de visitar gratis New York y concurrió a la cita.

En esta ocasión el hombre mayor le llevó a la esquina de la Quinta Avenida y la calle 34 y señaló con el dedo un imponente edificio de piedra rojiza y le dijo: “Este es el Hotel que he construido para usted”. El empleado miró anonadado y dijo: “¿Es una broma, verdad?”. “Puedo asegurarle que no”, le contestó con una sonrisa cómplice el hombre mayor. El joven le dijo “¿Quién… quién es usted que puede hacer esto?” – “Mi nombre es William Waldorf Astor.” Este hotel fue el original Waldorf-Astoria de Nueva York. ¡El nombre del joven era George c. Boldt, y fue el primero administrador de este histórico hotel!

Aqui el millonario Bolt


Y el hotel



Sinceramente creo que siempre que se pone en primer lugar el altruismo sin esperar nada a cambio siempre se gana, y en el menor de los casos la satisfacion personal, un saludo.

3 comentarios:

glory dijo...

Cuánta razón tienes Mac en lo de poner en primer lugar el altruismo!! siempre se saca como tu dices,satisfacción personal.

Los altruistas optan por alinear su bienestar con el de otros. De tal modo son felices cuando otros prosperan, y se entristecen cuando otros sufren. Ya que es esencial para establecer relaciones fuertes, muchas sociedades reconocen la importancia del altruismo en el ámbito familiar. El altruismo es también una fuerza poderosa al establecer lazos cooperativos dentro de una comunidad mayor. Ciertos desarrollos tecnológicos le permiten ahora al altruismo operar en escala global, aún entre individuos que no se conocen en persona .Siendo el prójimo una fuente más natural de autoestima que la posesión de objetos materiales, el altruismo resulta más edificante que el excesivo énfasis en uno mismo, que es psicológicamente dañino.
saludos,chaoo.

Mac dijo...

Hola Glory, desgraciadamente en estos dias el altruismo se entiende a si ayudo a tal o cual que saco yo, ¿nada?, pues me lo pensare.
Es curioso pues cuando se pone en primer lugar el altruismo SIEMPRE se gana, quizas el kit de la cuestion es saber interpretar lo que se obtiene desde nuestro interior, pues eso no tiene valor tanto para nosotros como para aquellos que lo reciben, un saludo.

pitru dijo...

Glory.. me a gustado mucho tu cometario, sobre todo cuando dices q es mas edificante el altruismo para uno mismo que el yo yo y yo....

Un beso Glory y Mac