10 septiembre 2011

El paso del tiempo





Vivimos muy ajetreados, tanto que en muchas ocasiones no somos conscientes del paso del tiempo y los efectos que este produce en nosotros, algunos efectos son inmediatos pero permanecerán en nuestra memoria para siempre, como la cicatriz incrustada en la carne, una marca, una señal tangible, inequívoca, un sello cuñado en nuestra alma que nos acompañara donde quiera que vayamos y nos recuerda un suceso ocurrido que inexorablemente nos causa dolor, dolor infligido o dolor recibido por aquellos que nos rodean pero que en definitiva nos muestra cuan imperfectos somos y cuanto hemos de aprender, otras marcas aparecen en el ocaso de nuestra vida, fruto del paso del tiempo que poco a poco nos gana la batalla a nuestro escaso vigor y nos enseña lo cruel y dura que puede ser la vida, pero existe otra marca mas profunda y poderosa que puede eclipsar las demás, una marca que se graba en lo mas profundo del alma, una en el que el paso del tiempo no tiene dominio y en el ocaso de la vejez se hace mas poderosa, difícil de explicar y fácil de percibir, difícil de encontrar y emocionante de mantener, una marca que todos podemos poseer y sin embargo muy pocos pueden ver.
El paso del tiempo, algo que nunca debemos obviar y sobre todo nunca debemos caer en el error de pensar que todo es oscuro pues cuando parece que anochece en realidad es el previo de un nuevo amanecer.


- Escrito desde mi iPhone.

No hay comentarios: