20 diciembre 2010

Tron Legacy

 Pues llego el día y con las ansiadas ganas nos fuimos a ver la secuela de Tron y tras las dos hora de film ya os puedo dar una opinión al respecto, pero os adelanto que no dejara a nadie indiferente.
De momento os dejo con la foto de la moto de, nada mas y nada menos que Kevin Flynn.


 Pues si señores la verdad es que Disney a puesto toda la carne en el asador, sobe todo cuando se conocen todos los detalles que rodean al metraje, como por ejemplo que cada actor contaba con su traje personalizado y entallado, a saber que no tenían uno solo, o la técnica pionera en el mundo donde podemos ver a un mismo actor 20 años mas joven, como podemos ver en la foto de la derecha, y que en los resultados finales fueron de sobresaliente. Pero dejando al margen los detalles de producción, los escenarios, el ambiente y en definitiva todo lo que rodea a Tron Legacy es todo un lujo para el espectador, si bien los efectos 3d no son tan espectaculares como Avatar, quizás por el colorido, pero no obstante un film como este merece la pena, no os la perdáis.
Ahora llega el momento del argumento de esta segunda parte.
La primera entrega es redonda, no tiene fisuras, si bien algunos detalles los entiendes al verlos por segunda vez, pero te quedas satisfecho, aun siendo consciente de la época que es el film. Ahora por el contrario en esta entrega me quedó la sensación que no era redonda, y no lo digo porque no fuera coherente, sino por que creo que le faltan minutos, minutos dedicados a Kevin Flynn, quizás con mas entrega y acción, minutos a explicar el relato del personaje de Tron, así como el resultado y quizás un reencuentro, y a algunos detalles que hacen que te quedes con esa sensación de que te falta ese poquito mas, no mucho mas, pero ese poquito que quizás a costa de otras no tan necesarias habrían hecho el film redondo, aunque quizás este punto es muy personal al ser fan desde muy joven de esta película. No os desvelare mas detalles solo os diré que disfrute como un enano, y espero que también lo disfrutéis vosotros, un saludo.

No hay comentarios: