05 agosto 2010

La Montaña y el Abismo

Bueno pues aquí tenemos un bonito relato para reflexionar, espero que les guste.

Le dijo una vez la montaña al abismo:

"Yo, desde mis majestuosas cumbres tengo al mundo a mis pies, contemplo los más bellos amaneceres y los más esplendorosos crepúsculos, la luz de la luna acaricia mi cuerpo y me siento parte de las estrellas porque casi puedo tocarlas, es tan grande mi presencia que casi puedo sentir que toco a DIOS".
Y tú, insignificante abismo…¿Qué haces allá abajo?

Y el abismo le contestó:
"YO SOY QUIEN TE SOSTIENE".

Enseñanza:
Sin la existencia de la piedra más pequeña, no se formaría la playa.
Sin la existencia de un hilo, una alfombra no tendría tanta belleza, y sin la existencia de la gota de agua, el océano no tendría su inmensidad.
Toda la existencia y todos los seres somos indispensables y nadie está por encima de nadie.


Enviado desde mi iPad

2 comentarios:

pitru dijo...

una gran reflexión lastima q halla tanta gente q se consideren grandes como mares, cuando en realidad gracias a su prepotencia y orgullo se convierten en la mas pequeña de las gotas......

Mac dijo...

Tienes toda la razón, lastima que la meditación y la autocrítica este en vías de extinción, un besado guapa.